Numerosas plantas trepadoras y colgantes (cultivadas en una maceta suspendida) se adaptan perfectamente bien a las condiciones que reinan en nuestras casas. O sea, una luminosidad débil, un aire caliente, seco y una temperatura estable.

Existe una gran variedad de formas, colores, tipos y dimensiones que permiten explotar la dimensión vertical de una habitación a la perfección con este tipo de plantas. El tipo de soporte utilizado depende de la planta y del modo en el que quieres que crezca. Podemos utilizar un enrejado, una alambrera, un tallo simple de bambú, una vieja rama muerta, cuerdas finas o simplemente dejar la planta agarrarse a un mueble o a cualquier otro objeto.

A continuación os dejamos algunos ejemplos de plantas trepadoras o colgantes de interior, con una pequeña ficha descriptiva de las mismas.

Ginura u Ortiga de terciopelo. Gynura Aurantiaca

Ortiga de Terciopelo

Plantas de interior: Scindapsus aureus

Potos

Plantas de interior trepadoras: Cissus Rhombifolia

Cissus Rhombifolia

Plantas de interior trepadoras: Philodendron

Filodendro